Blog

18 Dic 2013

Sellos o certificados de eficiencia energética

/
Publicado por
/
Comentarios2
/

Un aspecto muy interesante a la hora potenciar el valor de una vivienda o edificio es la inclusión de un sello de eficiencia energética, y que no se debe confundir con el certificado energético.

Un sello de eficiencia energética o certificado de edificios sostenibles es un distintivo que valora la eficacia de los sistemas de confort (climatización, ahorro energético, placas solares, fachada etc), conforme a una estándares creados por la empresa que otorga el sello. El sello únicamente se da cuando se pasa los estándares mínimos, por lo que la obtención de uno de estos sellos siempre tiene un valor positivo.

Los sellos más reconocidos son:

LEED (Leadership in Energy & Environmental Design)

Este sistema internacional desarrollado por el Consejo de la Construcción verde de Estados Unidos (US Green Building Council) que marca unos estándares para en los edificios de nueva construcción, grandes remodelaciones, operación y mantenimiento, remodelación de interiores, núcleos y envoltorio, viviendas individuales y desarrollado de urbanización.

Los sellos son de menor a mayor: LEED Certificate, LEED Silver, LEED Gold y LEED Platinium

Podemos encontrar un edificio emblemático con distintivo LEED Platinium en la torre Taipei 101 en Taiwán.


PASSIVHAUS

Es un estándar internacional, nacido en Alemania, que se aplica a edificios con muy bajo consumo energético.

 Entre muchas casas Passivhaus encontramos una en Villanueva de Pría, Asturias.


BREEAM

Este tipo de certificado evalúa los impactos de la edificación en 10 categorías:

  1. Gestión
  2. Salud y bienestar
  3. Energía
  4. Transporte
  5. Agua
  6. Materiales
  7. Residuos
  8. Uso ecológico del suelo
  9. Contaminación
  10. Innovación

Un ejemplo de edificio con certificado BREEAM es la Torre Espacio de Madrid


VERDE

Este tipo de certificado reconoce la reducción de impacto ambiental del edificio, evaluándose respecto a un edificio de referencia estandarizado, y supone el reconocimiento de los valores ambientales que se evalúan en 5 niveles, de 0 hojas (el peor) a 5 hojas.

En mi opinión se debería intentar, en la medida de lo posible, cada vez que se proyecta cumplir los requisitos de estos sellos, y no solo por la revalorización que puede alcanzar la vivienda, si no porque con ello conseguiremos un edificio sostenible con el medio ambiente y la sociedad. ¿Sabes qué significa que una construcción es sostenible?

Como siempre me gusta un poco criticar todo, estos tipos de estándares utilizados por los sellos, en algunos casos, deben ser mirado con lupa porque están orientados a los tipos de edificación que se construyen donde estas empresas fueron creadas.

 Lo que quiero decir es que no es lo mismo utilizar dicho estándares en Sevilla que en Munich o ¿Sí? ¿Qué pensáis acerca de todo esto? ¿Habéis trabajado o tenéis alguna experiencia con este tipo de sellos o distintivos? ¿Conocéis alguno que nos falte?

  • Uma entrada genial y completísima, como todas las de este blog. Estuve como alumna colaboradora de un departamento de la ETSAS y estuvimos trabajando en la traducción de esos estándares a España. La verdad es que hay cosas que se valoran como muy positvas en otros países, como por ejemplo tener tendedero, que es la norma aquí, por lo que edificios nada eficientes alcanzaban el mínimo. El Verde no lo conocía, lo investigaré un poco. Saludos

  • Muchas gracias por tu comentario Silvia. Si te gusta investigar y estas animada puedes colaborar con nosotros cuando quieras. Un saludo