Blog

27 Ene 2014

Construyendo en la WEB (III)

/
Publicado por
/
Comentarios0
/

Gracias a Plano y Escala por cederme este espacio, os voy a contar la historia de cómo fundé arquiPARADOS, el sitio web para arquitectos que gestiono.

Corría el año 2004 cuando yo, Carlos Moreno, entraba en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, más conocida como la ETSAS, el panorama laboral para los arquitectos distaba mucho de la realidad actual, la luz brillaba fuerte en el horizonte, el ladrillo manaba a raudales entre fuentes de hormigón y palacios de ferralla armada. Navegábamos sobre la cresta de la ola, una ola eterna, que parecía no tener fin.

Los primeros años, en la escuela, empiezas a embriagarte del perfume arquitectónico que emanan sus fumarolas, hablo de la ARQUITECTURA en mayúsculas, estudias a los grandes del Movimiento Moderno, empiezas a sentir el placer de proyectar… la arquitectura te pica, su veneno recorre tu cuerpo. La adicción se hace patente, según el caso, a finales del primer o segundo año, y si eres inmune, es probable que sea en esos años cuando te plantees si merece la pena tanto esfuerzo, muchos abandonan.

Yo seguí, y no me arrepiento en absoluto. Lo cierto es que nunca fui de los más entusiastas del Movimiento Moderno y de la arquitectura en general, no lograba a entender aquellas complejas reflexiones sobre la materia, la luz, el espacio. Aquel denso lenguaje arquitectónico me adormecía y no lograba entender por qué de ese afán de complejizar lo simple a través del lenguaje después del titánico esfuerzo que suponía simplificar lo complejo a través de la arquitectura, pero lo que si me enganchó desde el principio fue el proceso de aprendizaje en sí mismo. La carrera de arquitectura, por cómo está compuesta y estructurada acaba siendo, casi sin querer, una escuela de habilidades, habilidades técnicas, humanas, científicas y sociales, y sobre todo la mayor de todas a mi humilde parecer, las habilidades de búsqueda de conocimientos. Si acabaste la carrera y no saliste con esta última, lo siento mucho, vuelve a matricularte en primero, algo te dejaste por el camino.

La inquietud, la curiosidad, el ansia de respuestas, esa es la verdadera formación que adquiere el arquitecto, no intencionadamente, sino como un daño colateral del proceso.

Continuaron pasando los años de vino y gloria, y a finales de 2007 las fuentes de hormigón empezaban a escupir sus últimos anhelos, la burbuja explotó, en el horizonte se dibujaba la entrada de un túnel, un túnel oscuro, todos fuimos engullidos, sentimos como se hizo la oscuridad y súbitamente, el silencio.

En la Escuela sin embargo, se vivía un ambiente de oasis arquitectónico, los plotters seguían vomitando proyectos, museos, teatros, colegios, polideportivos,… Nos seguíamos formando, seguíamos aprendiendo a hacer una arquitectura que probablemente pocos de nosotros lograrían construir una vez fuera. La Escuela permació ajena al Armagedón que se veía desde los grandes ventanales de la biblioteca y así sigue.

Acabé. Me ahorro contaros los últimos esfuerzos y desencantos que supusieron para mí el PFC. En 2004 no habría imaginado un final así, pero aquello no era el fin, solo el principio de la búsqueda, y busqué. Busqué mucho durante varios meses, busqué empleo, prácticas, concursos, becas, salidas profesionales, quería probarme, quería demostrar mi valía como arquitecto pero nadie me dejaba hacerlo, lo que no sabía es que, en realidad, me estaba probando a mí mismo, estaba usando a toda potencia la habilidad de búsqueda que había adquirido en la escuela y me di cuenta que lo que andaba buscando era algo de luz, la luz al final del túnel.

Tras contaros mi humilde historia añadiré que es lo que finalmente hice. Decidí fundar el portal arquiPARADOS una plataforma de orientación laboral para arquitectos, publicamos noticias sobre la profesión, análisis de la realidad laboral y de otras salidas profesionales, ofertas de empleo para arquitectos, aparejadores y delineantes, recursos para la búsqueda de empleo, cursos, másteres y programas de formación, información y recursos para expatriados, entrevistas a arquitectos que han emigrado, becas, concursos… Te animó a que nos visites y nos sigas en las RRSS. Entre todos saldremos del túnel.