Blog

20 Ene 2014

La casa ecológica

/
Publicado por
/
Comentarios0
/

Hace varios años empezamos un Proyecto de Bioconstrucción, nuestro reto era hacer una vivienda ecológica, pero estética y funcionalmente similar a una vivienda estándar. La principal característica bioclimática de la vivienda, es una perfecta adaptación al clima de la zona de edificación, con grandes diferencias térmicas entre el día y la noche, tanto en verano como en invierno. Esta característica climatológica es aprovechada por la vivienda, manteniendo una confortable temperatura interior sin necesidad de usar sistemas de calefacción o refrigeración externos, evitando así la emisión de una gran cantidad de gases de efecto invernadero, puesto que no se consumirá gasoil, ni electricidad, ni gas para tal efecto.

imagen 2

El sistema de calefacción bioclimática es un invernadero situado en la cara Sur-Oeste de la vivienda, que estamos construyendo actualmente. Y dos muros trombe situados en la fachada Sur-Este . El funcionamiento del sistema bioclimático para refrigeración es muy similar al del invernadero, pero tomando aire frío durante la noche. El aire es captado en un patio semienterrado en la cara Noroeste de la vivienda, que coincide con la zona que da a la montaña y donde cabe esperar que la temperatura sea más baja. Para que ambos sistemas funcionen correctamente, los cerramientos exteriores de la vivienda poseen una gran inercia térmica en su cara interior y gran capacidad de aislamiento en la parte exterior. De forma que se compensan los contrastes de temperatura entre día y noche, creando un clima interior estable.

Para mejorar el aislamiento energético de la vivienda hemos optado por una cubierta ajardinada con plantas de poco requerimiento hídrico y fácil mantenimiento. También hemos puesto una fachada ventilada en la planta superior de la vivienda, para evitar la incidencia directa del sol sobre el muro.

Tenemos un sistema de desagüe doble, con tuberías de PoliPropileno. Gracias a este doble sistema, separamos las aguas del W.C. y cocina, de las aguas de los lavabos, ducha y lluvia. Las aguas negras van a la red general de saneamiento municipal, mientras que las grises junto con las pluviales, son acumuladas en un aljibe de 20.000 litros y son aprovechadas para regar el jardín.

También se ha tenido en cuenta la sostenibilidad de los materiales utilizados, optando por ventanas de madera certificada FSC, aislamiento de corcho natural, encimera y suelo de la cocina de Eco by Cosentino, electrodomésticos de máxima eficiencia, pinturas ecológicas, etc.

Todo el proceso constructivo, así como los datos y detalles de las soluciones constructivas usadas en el proyecto está en la web www.lacasaecologica.org. Ya que es de nuestro interés difundir estas medidas como forma de difundir y popularizar la construcción sostenible.