Blog

31 Jul 2014

Ladrillo de algas: El ladrillo ecológico

//
Comentarios0
/
Etiquetas

En este artículo vamos a tratar “El ladrillo de algas”. Este tipo de material es el resultado de la búsqueda de un nuevo ladrillo de tierra cruda con base vegetal. Conocemos esta variedad gracias al trabajo de investigación desarrollado por las universidades de Sevilla y Glasgow, entre otros, acerca de ladrillos de tierra cruda, lana y algas.

¿QUÉ ES LA TIERRA CRUDA?

La tierra cruda es la tierra tal y como la conocemos. Cuando ésta la sometemos a un proceso de cocción, en España se la conoce con el nombre de adobe. El adobe es una masa de barro (arcilla y arena) mezclada con paja, moldeada en forma de ladrillo y dejada secar. Antiguamente para que el adobe tuviera mayor consistencia y mejorara en alguna de sus propiedades se mezclaba con paja, hojas, cañas,… o cualquier material pobre que estuviese al alcance.

La tierra es el material más abundante que existe después del agua, pero extrañamente es el menos empleado en la construcción. Quizás porque ésta se identifica con las edificaciones paupérrimas y con los países subdesarrollados. Se conoce que la tierra cruda responde peor que otros materiales a las acciones del viento, sismos y lluvia, pero hoy en día los avances acerca de este material han subsanado estos percances.

¿CÓMO SE HACE UN LADRILLO DE ALGAS?

Llegados a este punto podemos definirlo como adobe de algas. Las algas son un producto infravalorado, que podemos conseguir con cierta facilidad y emplear en la elaboración del adobe.

Uno de los procesos para conseguir este tipo de ladrillos puede ser, mezclando arcilla, algas y tierras diatomeas (arcillas con restos de algas). Se trata de un proceso de elaboración minucioso y en el cual hay que realizar muchos ensayos para visualizar el comportamiento del material.

Los productos pasan por un proceso de secado, triturado y tamizado para que el resultado final no tenga ningún exceso de humedad que pueda provocar un peor rendimiento del material y para eliminar restos no característicos de estos materiales. Con ello se realiza un amasado, hasta que sea maleable, y se vierte en los moldes con las dimensiones del adobe que queramos conseguir. Una vez que la mezcla se ha secado en el interior del molde, se retira el encofrado y ya tenemos nuestro ladrillo de algas.

¿QUÉ HAGO CON UN LADRILLO DE ALGAS?

Esta es una curiosa pregunta. En muchas sociedades el adobe es empleado para las construcciones de los edificios públicos, así pues el ladrillo de algas puede ser también empleado aquí. Esto supone un ahorro de costes materiales, y por tanto, un ahorro en la inversión del dinero público. Un ejemplo del uso del adobe es la civilización musulmana que llegaron a construir la gran parte de muchas de sus ciudades en adobe.

Y ahora nos preguntamos, ¿Deberíamos de utilizar más el adobe en la construcción? si se ha conseguido un ladrillo de algas,  ¿De qué materiales se conseguirán?. Deja tu comentario con el material del que crees que se puede desarrollar un nuevo ladrillo y dinos por qué.