Blog

28 Jul 2014

LED: Esa “extraña bombilla” que empieza a habitar entre nosotros

/
Publicado por
/
Comentarios0
/

Para quien no lo conozca, que cada vez seréis menos, un led (del acrónimo inglés LED, light emitting diode) es un diodo que emite luz. Y aunque estamos acostumbrados a verlos como en la imagen de la cabecera del artículo, en el terreno de la arquitectura e ingeniería suelen tener estos aspectos.

Family-Leds_product_template_main

Hechas las presentaciones, veamos sus aplicaciones, ventajas y desventaja.

VENTAJAS

  • Vida útil de unas 50 000 horas = 2 083 días = 6 años, frente a las 8 000 – 10 000 horas de una bombilla de bajo consumo. Esto genera que los costes de mantenimiento sean muy bajos, sobre todo en lugares de alta jornada laboral como un centro comercial o polideportivo.
  • A nivel estético o de diseño destaca por generar espectaculares efectos de luz o mosaicos. Aquí os mostramos la iluminación de la Torre Colpatria en Bogotá.

  • Es una iluminación con una alta vida útil y libre de mercurio, por lo que son una excelente opción para la construcción sostenible.
  • Otras ventanas (no menos importantes): Control dinámico del color, completamente regulable sin variación del color, encendido instantáneo 100%, encendido a baja temperatura, bajo voltaje de corriente continua, alta eficiencia en ambientes fríos, etc.

DESVENTAJAS

  • En contrapartida a su alta eficiencia en ambientes fríos encontramos su mal funcionamiento a altas temperaturas, y para ser más exacto, a partir de los 65º C la mayoría de los LEDs comienzan a fallar.
  • Si bien generan muy poca calor en comparación con otras bombillas, ese calor que se genera es importante disiparlo a través de piezas de aluminio adosadas al diodo. Esta disipación está muy relacionada con la vida útil del LED, puesto que si el disipador falla, fallará el diodo.
  • El precio de los LEDs en comparación las bombillas incandescentes o de bajo consumo es muy elevado, aunque como veremos a posterior la inversión inicial puede ser amortizada en poco tiempo.

Antes de sacar conclusiones precipitadas sobre los LEDs vamos a hacer un pequeño ejemplo real de amortización en un local comercial: Se trata de la sustitución de 300 lámparas de bajo consumo de 35W a LEDs de 7W con una inversión de 1 200€ para dicho reemplazo y una estimación de 7 200 horas de uso al año. Teniendo en cuenta el mantenimiento, sustitución, fallo y aplicando un precio de 0,19€/kWh, obtenemos un beneficio o ahorro anual de 9 072€ con un retorno de la inversión en 1,32 años, lo que provoca un ahorro en los próximos 6,25 años de 44 634€.

Podemos seguir con el mismo ejemplo pero ahora orientándolo al impacto de la huella de carbono: Si tenemos en consideración que 1W emite 0,42 g de CO2/años en 1 hora, una bombilla de 35W con un uso de 7 200 horas al año emitirá 105,84 kg de CO2/año mientras que una bombilla de 7W emitirá 21,17 kg de CO2/año, provocando un ahorro de 84 kg de CO2/año.

CONCLUSIONES

Los LEDs son y serán fundamentales en la experiencia cotidiana del usuario cotidiano y profesional, pero quizá su elevado coste actual provoca que sea algo privativo para determinadas economías domesticas. Además, a la hora de optar por este tipo de iluminación es necesario hacer un estudio exhaustivo de la estancias a iluminar, ya que en algunos casos puede no ser rentable, como es el caso de las viviendas, donde se llega a amortizaciones en torno a los 8 años en algunos casos. Sin embargo, si atendemos a negocios con espacios públicos, en la mayoría de los casos, el retorno de la inversión se realizará en poco años, provocando en los venideros un ahorro elevado en la factura de luz.

Estas han sido mi conclusión personal, pero como siempre estamos deseando que deis a conocer las vuestras. Si has trabajado con LEDs, hayas tenido una buena o mala experiencia, queremos que nos la cuentes. ¡Deja tu comentario!