Blog

26 Sep 2014

¿Qué es el diseño paramétrico?

//
Comentarios0
/
Etiquetas
Aunque ya lleva unos años extendiéndose cada vez más, este estilo de diseño en CAD aún es extraño en las universidades españolas. Las fuentes más importantes de conocimiento son aún “underground”, es decir, personas individuales que no extienden sus conocimientos masivamente en la universidad. Por eso os traemos una pequeña explicación de en qué se basa esta herramienta.

Cuando dibujamos en cualquier programa de CAD, tomamos decisiones constantemente. Por ejemplo, para dibujar un cilindro de base circular, primero eligiremos el punto de inserción, después el radio del círculo base, y por último la altura. Hemos tomado para un simple cilindro tres decisiones. En los programas de CAD convencionales, estas decisiones son inamovibles, si queremos modificar cualquiera de las tres, aunque hay opciones, como rebajar la altura, es casi más cómodo volver a empezar.

El diseño paramétrico se fundamenta en el uso de parámetros a la hora de tomar estas decisiones, de forma que podremos modificarlas a nuestro antojo. Si quisiéramos dibujar el mismo cilindro, introduciríamos el comando cilindro en el programa (en este caso usamos Grasshopper, un plugin muy valorado de Rhinoceros), y nos pide un plano de apoyo, un radio y una altura.

Al primer valor, le adjudicaré el plano XY. a los dos restantes, asignaré un parámetro, un valor móvil que podremos alterar a posteriori. También podría crear una relación altura/radio, de forma que el cilindro siempre fuera, por ejemplo, el doble de alto que de ancho.

Si necesitamos combinar geometrías, podremos asignar como valores de los nuevos dibujos, elementos ya existentes, de forma que yo puedo dibujar por ejemplo un cilindro en la cara de un cubo, y si varió el tamaño del cubo, el cilindro se autoajustará al nuevo cubo.

Conociendo esta mecánica tan simple, se pueden desarrollar modelos muy complejos y útiles. Por poner un ejemplo, imaginemos que queremos hacer en un proyecto nuestro un muro celosía con una forma determinada que hemos diseñado. Podríamos crear una retícula en la que todos los elementos de la celosía fueran iguales. Sin embargo, podríamos hacer que el tamaño de los huecos de esta celosía variarán de forma aleatoria. E incluso, si lo combinásemos con algún programa de estudio solar (véase Ecotect, por poner un ejemplo), podríamos poner como requerimiento del dimensionado de esta celosía que la iluminación media en toda la habitación fuera lo más parecida a un valor que deseemos, y el programa iría ajustando el tamaño hasta conseguir el resultado más cercano al deseado.

Grasshopper se puede combinar con otros plugins de Rhino, como Kangaroo, que nos permitirá introducir componentes de física en nuestro modelo, por lo que podremos estudiar el impacto de fuerzas sobre nuestros modelos, etc. También podríamos, combinándolo con un programa de cálculo de estructuras, hacer que predimensionase nuestro elementos a partir de unas cargas, haciendo que el programa calculase de forma iterativa hasta encontrar la sección adecuada.

Malla expuesta a una carga distribuida con Kangaroo

Como veis, el diseño paramétrico ofrece casi infinitas posibilidades que llevarán tus posibilidades de diseño más allá. Como veterano estudiante de arquitectura recomiendo a los más jóvenes aprender estas herramientas lo antes posible, pues a la larga ahorraréis mucho tiempo dibujando, tiempo que podréis volcar en pensar vuestro proyecto, que no deja de ser la parte fundamental de nuestra profesión.