Blog

27 Oct 2014

Del rojo al verde

//
Comentarios3
/

Aceptemos que el cambio ha llegado, aceptemos que las nuevas tecnologías ya forman parte de nuestra vida y aceptemos cambiar el rojo por el verde, o eso es lo que han tenido que pensar un par de emprendedores londinenses cuando llevaron este proyecto ante el ayuntamiento de Londres.

Hace aproximadamente una semana muchos medios de comunicación anunciaban lo que puede ser un cambio histórico en un icono de la capital de Inglaterra. Desde plano y escala nos ha llamado tanto la atención que hemos decidido acercarla a nuestros lectores y solo esperar que les guste tanto como a nosotros.

Se trata de una idea sencilla pero con una gran trascendencia mediática y en una ciudad con una gran repercusión europea. Harold Craston y Kirsty Kenney, dos jóvenes emprendedores de la Escuela de Ciencias Económicas de Londres, se les ocurrió la idea de aprovechar las cabinas rojas de Londres para proponer un proyecto novedoso y de futuro que esperan que tenga mucho éxito y sea bien acogido.

El proyecto se llama solarbox y consiste en desvincular el uso de cabina telefónica y crear un punto de recarga de teléfonos móviles. Hoy en día los avances tecnológicos nos permiten tener con facilidad un smartphone, dejando en desuso las cabinas de teléfonos, que poco a poco van dejando la ciudad y quedando obsoletas.

Ellos proponen que a través de un panel solar colocado encima de las cabinas almacenemos suficiente energía solar como para recargar unos 100 teléfonos. Aunque su previsión está pensada para aproximadamente 10 min de recarga por cada uno. Se calcula que en este tiempo se puede recargar entre un 10 y un 20 por ciento de la batería, dependiendo del tipo de smartphone.

La recarga será totalmente gratuita y tendrán distintas clavijas para numerosas marcas de teléfonos, aunque como tienes que estar dentro de la cabina para recargar tu smartphone han insertado una pantalla que te irá mostrando distintos anuncios durante el tiempo que estés recargando. Por otro lado estás cabinas están equipadas con unos sensores de movimientos que activan en horas de poca luminosidad unas luces LED.

¿Por qué cambiar al verde?

A ésta pregunta podríamos responder con otra pregunta, ¿y por qué no?, la idea de cambiar el color rojo nos aterroriza, pensar las cabinas ya no serán así es algo muy difícil de asimilar. Pero ¿y si supiéramos que antes no eran rojas? las cabinas adoptaron ese color en 1920 gracias a la compañía nacional de correos que tenía sus buzones pintados del mismo color y que por aquellos años las gestionaba. ¿Por qué no hoy cambiarlas a verdes?

Desde nuestro punto de vista nos parece un proyecto que ha sido capaz de reciclar materiales existentes, que es sostenible por sí mismo y que ha sabido poner en valor un icono de la ciudad, hoy en día más valorado por los turistas que por sus propios conciudadanos. La primera cabina ha sido colocada en Tottenham Court Road, ahora comienza el tiempo para saber si son bien recibidas y cuánto uso le damos.

  • Alberto

    ¡Qué interesante! No lo sabía…¿Cuándo se prevé que se pongan?

  • Manuel Montero

    La adaptación de las ciudades a las nuevas tecnologías esta siendo en mi opinión muy lento, y es de agradecer iniciativas como esta en ciudades con cascos históricos tan importante en los que cuesta más el cambio.

  • Javier García de Lomas

    Como digo en el artículo la primera cabina ya está situada en Tottemham Court Road, la siguiente se va a colocar durante el mes de Enero del 2015. En principio se prevén alrededor de 7 cabinas para comenzar con la adaptación de este proyecto.

    Espero haber respondido a tu pregunta Alberto.

    Un saludo y gracias