Blog

17 Oct 2014

Drones… ¿Qué pueden hacer por ti?

//
Comentarios1
/
Etiquetas

Desde hace no demasiado, mucha gente habla de los drones. Desde que se utilizan para colgar banderas y cabrear a estadios enteros de fútbol, todo el mundo habla de ellos. Pero estos drones tienen muchas más utilidades que los usos políticos.

¿Qué es un dron?

Haciendo uso de su definición estricta, un dron es una aeronave que vuela sin tripulación. Algunos prefieren reservar ese nombre para aeronaves que vuelan de forma autónoma, con planes de vuelo preprogramados. Sin embargo, el nombre dron se está extendiendo haciendo referencia a aeronaves pilotadas por control remoto.

¿Para qué sirve un dron?

En el campo de la arquitectura ó relacionado con ella, se están descubriendo aplicaciones más que interesantes para los drones, debiendo aclarar que uno de los elementos fundamentales de estos drones es que llevan incorporadas cámaras de foto y video, y podemos grabar vuelos y hacer fotos aéreas cómodamente.

Los estudiantes de arquitectura y ya profesionales habrán sufrido en muchas ocasiones para conseguir reportajes de fotos lo más completos posible de los lugares donde planteamos nuestros proyectos. Ahora tenemos esta herramienta con la que podemos tomar fotografías de estos lugares, algo que en muchas ocasiones era impensable conseguir sin cometer allanamiento de morada.

Los drones se están utilizando en la creación de documentación cartográfica, así como fotografía aérea y ortofotografía. Esto puede aumentar las posibilidades que tenemos a la hora de enfrentarnos primeramente a un proyecto, cuando necesitamos comprender entornos más amplios de los mismos. Además, se pueden conseguir mapas 3D donde poder entender mejor los terrenos sobre los que edificamos.

Otra de las aplicaciones que están llamando la atención está relacionada con la inspección de edificios. Los drones resultan muy útiles a la hora de adentrarse en lugares de difícil acceso para las personas, donde se pueden llevar a cabo evaluaciones del estado de las arquitecturas, hacer mediciones in situ y quién sabe si en algún futuro, intervenciones controladas remotamente.

¿Cómo consigo un dron?

Esta pregunta tiene dos respuestas a priori muy obvias: uno, cómpralo. Dos… háztelo. La respuesta primera, cada vez hay más sitios donde conseguir drones ya montados y casi listos para volar, encontrándose en tiendas especializadas, en el todopoderoso internet e incluso en algunos grandes almacenes de tecnología. Los precios oscilan mucho dependiendo de la calidad que busquemos y cuentan mucho los extras que queramos ponerle, como la cámara, estabilizadores para esta cámara, baterías de repuesto… pudiendo comprar un dron bastante bien equipado por menos de mil euros. La segunda respuesta, construirse un dron no es algo extremadamente complicado y cada vez existen más tutoriales que seguir para conseguir, con menos dinero (y más paciencia) resultados satisfactorios.

 

Debemos recordar que existen normas para el vuelo de drones y que debemos respetarlas por el bien de todos.

Las posibilidades de los drones se ven sólo limitadas por la imaginación de la persona que lo tenga en las manos. Si tuvieras un dron ¿cómo lo utilizarías? En caso de tener uno, ¡cuéntanos tu experiencia con ellos!