Blog

13 Feb 2015

Cocina y Arquitectura

//
Comentarios0
/
Etiquetas

La cocina y la arquitectura participan de una idea común que es la creación de sensaciones. Los profesionales de la cocina y de la arquitectura buscan que sus obras produzcan un efecto en las personas que se ponen en contacto con ellas. Hay que señalar que la búsqueda de estas sensaciones tiene que pasar siempre por unas necesidades básicas: nutrición y habitabilidad. Y desde este punto de vista, una vez cumplidas estas necesidades, se podrá profundizar en todos los campos que se desee, siempre en cuidadoso equilibrio entre la imagen y el confort.

Reconocemos que construir y cocinar son dos actividades necesarias para la supervivencia y el bienestar desde la antigüedad. Y por ello cambiar los estilos, tendencias y formas de estas disciplinas siempre ha resultado necesario a la vez que fascinante. Tanto el acto de cocinar y degustar un plato bien preparado como el de disfrutar las cualidades materiales y espaciales de un edificio requiere de una determinada sensibilidad.

Aquí os dejo un vídeo donde se muestran las relaciones formales que existen entre cocina y arquitectura. Bajo mi criterio no muestra ese vínculo poético que existe entre las disciplinas pero refleja con mucha transparencia las técnicas empleadas en ambas. Un gran trabajo de Oskar Alegria que está lleno de intuición y perspicacia.

Aunque estemos hablando de cocina y arquitectura, ha llegado el punto de centrarse en la cocina desde la arquitectura, y no al contrario, ya que se trata de un blog de arquitectura y construcción.

Y aquí, queridos amigos, es dónde se van la mitad de los lectores de este artículo.

¿Por qué es la cocina el lugar más ocupado de la casa? ¿Porqué las visitas de familiares siempre acaban en la cocina?

Quizás estas preguntas nos resulten graciosas porque tienen su parte de verdad y quizás podamos encontrar una respuesta en estas líneas:

La cocina es en su concepción ideal un lugar agradable para reunirse y disfrutar del gusto de una comida hogareña, quedando reflejado en su idea ancestral como ese espacio alrededor del fuego donde se congregaba un colectivo para resguardarse y compartir. La idea de entender ese espacio como lugar de bienestar y reunión dentro de las costumbres y planteamientos arquitectónicos de nuestro tiempo, hace que de manera inconsciente queramos unificar espacios. Hoy en día la relación entre cocina y sala de estar es curiosamente una solución muy utilizada en los proyectos arquitectónicos de viviendas. La tendencia es crear un espacio común donde todo sea diáfano. Además de utilizar esta solución para conseguir iluminar con luz natural espacios que antes no tenían esa posibilidad y dar sensación de ligereza, este uso nos remite al concepto primigenio de hogar que tenemos de la cocina.

No hay que olvidar que la cocina solo existe en la vivienda. De hecho, las cocinas más importantes y mejor diseñadas son aquellas que forman parte de tu vida laboral, ya que son las que quiere exponerse ante los ojos del usuario. Y del mismo modo, suelen ser espacios amplios, cómodos y, en muchos casos, cercanos. Como ocurre en la cocina del restaurante Nerua, donde no hay particiones que separen el espacio de trabajo del de degustación.

¿Eres tú de los que piensa que la cocina no tiene el protagonismo que se merece en la arquitectura? ¿Crees que cocina y arquitectura tienen tantos puntos en común? No dudes en comentar, queremos saberlo y compartir juntos nuevas ideas para definir el espacio que nos rodea.