Blog

25 Mar 2015

Sliding House

 Hoy queremos enseñaros un proyecto del estudio de arquitectura dRMM de Londres. Se trata de una casa de campo realizado para Ross y Sally Russel en Sufflok (UK). El proyecto fue ganador del Royal Institute of British Architects East Award en el 2009, y ganador del “Best New-Build” y “Home of the Year” en el mismo año. 

Este proyecto consigue a través del deslizamiento real de su envolvente que una pieza única proporcione distintas estancias, dependiendo de las necesidades de los usuarios.

Con una apariencia similar a un granero rojo, se constituye un edificio residencial lleno de posibilidades. La arquitectura y el diseño de la Sliding House se centra sobre todo en la compleja fachada que envuelve en el edificio. A partir de unos raíles y dos grandes motores se puede desplazar la envolvente, consiguiendo que un proyecto compacto se transforme en diferentes proyectos que aprovechan la luz y los espacios al aire libre, jugando así con las inclemencias del tiempo.

La distribución de este proyecto se materializa a partir de una pieza única que se segmenta en tres partes. Se trata de tres edificios independientes: vivienda principal, garaje, y casa de invitados, donde el garaje se desplaza de su eje longitudinal, creando un espacio de transición entre los tres edificios.

El proyecto es una contraposición a la arquitectura estática, la casa ofrece a sus habitantes un sinfín de opciones para vivir cómodamente durante cada temporada. Incluso existe la opción de extender el sistema de cubierta más allá de su longitud actual para cubrir una piscina si los propietarios quisieran añadirla.

Vemos en este ejercicio una arquitectura nueva, una forma de expresarnos que está en un cambio continuo. El estudio dRMM nos muestra cómo podemos adaptar la tecnología a espacios totalmente reconocidos en nuestra vida. Es entonces cuando aceptamos que existe un cambio en la arquitectura y que es el momento de reconocer las nuevas herramientas tecnológicas y hacer posible lo que antes para muchos era imposible.