Blog

9 May 2015

El Premio Mies Van Der Rohe 2015 ya tiene dueño

//
Comentarios0

Ya es oficial. Esta mañana se ha dado a conocer el ganador del Premio Mies Van Der Rohe, que llevamos esperando desde Enero. Desde Plano y Escala ya os comentamos los candidatos españoles al premio, así como los que pasaron el primer corte de 40 proyectos. Desgraciadamente, ninguno de ellos ha resultado ser el ganador. Sin embargo, no es para menos viendo el proyecto que se ha alzado finalmente con el premio.

El estudio de Barozzi/Veiga, con su proyecto para la Filarmónica de Szczecin con la colaboración de Studio A4, ha sido la obra más influyente del panorama arquitectónico Europeo en los últimos dos años. Según el jurado, la simplicidad y la claridad de los espacios, la gran calidad ambiental junto a la paleta cromática demostrada por su enlosado de terracotta demuestran que una buena arquitectura no tiene por qué ser cara ó espectacular.

La nueva Filarmónica de Szczcein se encuentra en el mismo lugar donde estuvo el “Konzerthaus” y recompone una esquina una esquina urbana en un barrio muy cercano al centro histórico de la ciudad.

El proyecto engloba una sala para orquesta sinfónica para 1000 espectadores, una para música de cámara para 200 espectadores, un espacio multifuncional para exposiciones y conferencias y un amplio vestíbulo. En su materialidad, el edificio se concibe como un elemento ligero: las fachadas de vidrio iluminadas desde el interior permiten que sean percibidas de muchas maneras diferentes. La simpleza tanto del exterior como de la composición de recorridos internos contrasta con la expresividad del hall principal y la sala de conciertos.

El edificio se configura por un complejo volumen que se organiza a través de un espacio continuo a modo de corredor, que conecta todas las funciones con un solo elemento a lo largo de todo el edificio. La geometría y verticalidad de las cubiertas son determinantes para entender la composición externa. Estas características identifican la Filarmónica con el contexto que la rodea.

Planta 2

 

 Sección transversal por espacios de distribución

 

  Sección longitudinal por sala de conciertos principal

 

Sección transversal por salas de concierto

En concordancia con la tradición centro Europea de las salas de concierto clásicas, la decoración se convierte tanto en ornamentación como en función. El hall está diseñado siguiendo la secuencia de Fibonacci en la que la fragmentación aumentará a medida que nos alejemos del escenario, y da forma a un espacio ornamental que recuerda a los clásicos teatros a través de los paneles dorados.

En el proyecto se contemplan sistemas pasivos para regular el consumo energético. Principalmente, una fachada de doble piel que alberga la mayor parte de las instalaciones para proveer de aislamiento acústico, así como ventilación natural para evitar el sobrecalentamiento. Iluminado por un sistema de LEDs, el edificio se convierte en un volumen luminoso con, además, un consumo mínimo.

En resumen, la propuesta ganadora engloba a la perfección la simplicidad y sobriedad en los espacios combinado con unas soluciones constructivas muy cuidadas, que consiguen un máximo respeto por el medio ambiente. Parece un candidato perfecto al premio. Sin embargo, ¿hay alguno de los 5 finalistas que te hubiera gustado más como ganador? ¡Cuéntanos por qué!