Blog

22 Jul 2015

Hadrian, el abañil más rápido del mundo

/
Publicado por
/
Comentarios0
/
Etiquetas
Desde el continente oceánico, concretamente desde Perth (Australia), nos llega la noticia del nacimiento de un robot, Hadrian es su nombre, que es capaz de colocar a pleno rendimiento 1000 ladrillos en una hora. Para que nos hagamos una idea visual, 1000 ladrillos/hora equivale a decir que sería capaz de crear una urbanización de 150 hogares en 1 año, o reducir el tiempo empleado de una cuadrilla de albañiles de 1 mes a 1 día y 10 horas aproximadamente.

Hadrian tiene un diseño parecido a una grúa móvil con ruedas de oruga y pluma telescópica de 28 metros, pero a diferencia de esta, Hadrian está aderezado con la última tecnología láser, lo que le lleva a tener un tasa de error inferior a 0.5 mm, que si lo comparamos con las tolerancias que trabajamos en la construcción (hablamos de 2 o 3 cm), tiene un precisión escalofriante. Tal es la precisión, que gracias a la tecnología láser es capaz de crear los huecos necesarios para las instalaciones de luz y agua.

Para que empiece a trabajar es necesario introducir un modelo CAD exacto (esperemos que empiece pronto a trabajar con BIM) del terreno y el edificio. A partir de ahí, el robot es capaz de calcular la cantidad de ladrillos necesarios para el proceso, incluyendo el corte de piezas óptimo.

A pie de obra solo es necesario un operario que se encargue de suministrar los ladrillos a la base del robot, y observar que no haya errores. Luego será el propio Hadrian el encargado de llevar las piezas a la punta de la pluma a través de una cinta transportadora, e incluso generar el cemento o mezcla adhesiva para que los ladrillos queden perfectamente unidos.

Para que se entienda mejor cómo trabaja el robot, su creador, el ingeniero Mark Pivac, ha colgado en internet un vídeo demostrativo de su funcionamiento.

Este robot no ha sido fruto de un día, lleva desarrollándose más de 10 años, y la inversión ha sido ni más ni menos que de 7 millones de dólares. Claro está que este robot no ha pasado desapercibido por las grandes multinacionales, y DMY Capital Limited ya ha comprado el 100% del capital de la empresa creada por Mark Pivac y su primo, FastBrick Robotics. Hadrian comenzará a trabajar nivel local en Australia, pero estamos seguro que si las pruebas funcionan, en breve se comercializará y dará el salto a otros lugares del mundo.

Después de leer sobre Hadrian y su potencial no cabe hacerse otra pregunta que no sea, ¿Qué pasará con los albañiles?. A día de hoy hay muchas industrias que no se entiendes sin las mejoras introducidas por la tecnología, sin embargo la construcción nunca ha sido un campo que apueste en exceso por esta. La profesión de albañil no ha evolucionado prácticamente nada a lo largo del tiempo, y quizá ya sea hora de dar el salto, aunque esto podría suponer un aumento del paro importante en países como España, Brasil o Australia donde la construcción es una de las industrias más importantes.