Blog

19 Dic 2015

Terminó el Solar Decathlon LAC 2015

//
Comentarios0

Está edición del Solar Decathlon reúne a equipos interdisciplinarios de universidades de todo el mundo, con el fin de encontrar el mejor modelo de vivienda para afrontar los problemas de desigualdad social y económica existente en América Latina y El Caribe. De esta forma, las propuesta deben resolver la unidad de habitación suponiendo el mínimo coste posible, y creando arquitecturas altamente eficientes en el uso de recursos naturales.

Tras un primer período de diseño en sus ciudades de origen, los equipos competidores viajan a la ciudad anfitriona (Cali, Colombia, para esta pasada edición y la siguiente, en 2017) y construyen un modelo real de los proyectos de vivienda, que serán evaluadas in situ en las categorías: Arquitectura, Ingeniería y Construcción, Eficiencia Energética, Consumo Energético, Comfort, Sostenibilidad, Funcionamiento, Marketing y Comunicaciones, Diseño Urbano y Factibilidad e Innovación.

La Casa Uruguaya, ganadora de la calificación global

La Casa Uruguaya, ganadora de la calificación global

Los ganadores del Solar Decathlon

Dentro de cada una de las 10 categorías, se han repartido en los últimos días galardones a los mejor valorados. Sin embargo, es la suma de todas ellas la que hace a la mejor propuesta. De entre todos los proyectos, el mejor valorado ha sido “La Casa Uruguaya” (de nacionalidad Uruguaya). En Segundo lugar, el equipo local Calicivita con su proyecto CVT y en tercer puesto, el equipo de colaboración Española-Colombiana (hísCali), el proyecto Aura.

 

La Casa Uruguaya, 1er puesto

La Casa Uruguaya, 1er puesto

 

CVT, 2º puesto

CVT, 2o puesto

 

Aura, 3er puesto

Aura, 3er puesto

¿Y después del Solar Decathlon?

Debemos recordar que el Solar Decathlon no es un concurso. En esta competencia, se pretende encontrar soluciones reales a problemas reales. En este aspecto, los prototipos de vivienda responden a proyectos adaptables a superficies extensas, para así cubrir zonas de urbanización en lugares de calidad de vivienda precaria. Por ello, los tres finalistas llevarán a la realidad sus proyectos en forma de 3000 viviendas en Colombia.