Blog

dela
29 Mar 2016

Casas prefabricadas de hormigón y eficiencia energética

No hay duda de que las casas prefabricadas, aún siguen siendo grandes desconocidas en nuestro país, en que parece existir el pensamiento de que tales casas son útiles como un alojamiento temporal o secundario o, a lo sumo, como viviendas de vacaciones.

Nada más lejos de la realidad. De hecho, parece que, aunque poco a poco, empieza ya a introducirse en nuestro país el auténtico concepto de lo que son las casas prefabricadas, entre ellas las de hormigón, y todas las posibilidades que nos ofrecen. Los ciudadanos empiezan a darse cuenta de las grandes ventajas que tales construcciones llevan emparejadas.

Entre estas ventajas se encuentra la del coste de la vivienda, que resulta por supuesto mucho más económica, o los reducidos plazos de tiempo que se necesitan para la construcción de la misma, que pueden consistir en tan sólo dos o tres días. También es importante el hecho de que estas edificaciones ofrecen una gran versatilidad a la hora del diseño y la construcción, lo que nos permite conseguir la “casa de nuestros sueños” exactamente tal como la habíamos imaginado. E incluso, de manera muy fácil, una futura ampliación de la vivienda.

Muy importante resulta asimismo las repercusiones que en el medio ambiente tiene la construcción de una casa prefabricada de hormigón de VipreHome, que produce un impacto mucho menor que la de una vivienda tradicional. Para darnos cuenta de ello nos basta observar factores como la menor contaminación del agua, un desperdicio mínimo de materiales, la creación de menos polvo y ruido, y, en general, un gasto de energía mucho más pequeño.

cubic

La eficiencia energética de las casas prefabricadas de hormigón es un tema también a tener muy en cuenta, especialmente ahora que parece existir una mayor sensibilidad en este tema. Cuando se coloca una casa prefabricada en su enclave, se trata de un asunto que se tiene muy en cuenta, procurándose que, tanto la orientación como la distribución de la vivienda, vaya enfocada y dirigida hacia la obtención de la máxima eficiencia energética.

Se trata de casas en las que generalmente se incorporan, dentro de lo posible, el máximo número de energías renovables, ya sean suelos radiantes, calderas de biomasa o placas solares. También se suele recurrir a la creación de patios, marquesinas u otros elementos similares, cuyo principal objetivo no es sólo buscar la estética o embellecimiento de la construcción, sino, al mismo tiempo, que estas casas puedan retener al máximo el calor durante los meses de invierno, así como el fresco cuando llega la época veraniega.

El certificado energético, hoy en día obligatorio, se realiza, como todos sabemos, en función del consumo energético de la vivienda en relación con su tamaño, y puede ir desde una calificación A o B, que pueden ser consideradas excelentes, hasta la F o G, indudablemente malas. Hemos de tener aquí en consideración que las empresas que hacen casas prefabricadas ofrecen habitualmente en sus certificados energéticos las calidades A o B, siendo la mínima que conceden la C.